31 julio, 2008

DUDAS

Me pregunto por qué cada vez que tengo que tomar alguna decisión me asaltan las dichosas dudas.
Me angustio, me bloqueo, me quedo inmóvil como si fuera una estatua y para colmo soy incapaz de raccionar...
Es la historia de mi vida. Siempre dudando, siempre asustada...
Es como si de repente me viera en el centro de una gran habitación circular llena de puertas, igualitas a esas que hay en los centros comerciales, en las que pone bien grande y en colores llamativos "EXIT". Pero resulta que, en vez de leer eso, parece que leo " PELIGRO DE MUERTE". Debo elegir sólo una. Que horror!, y si me equivoco? Así que, ni corta ni perezosa, me siento en el centro de la habitación a claudicar. Me concentro en resolver esa complicadísima ecuación matemática, probabilidades, posibles combinaciones y qué se yo...
Hay que ver el "terrible problema" que me ha puesto la Srta. Vida! Será que me tiene manía y quiere suspenderme?
O seré yo que no soy capaz de encontrar la solución por culpa de los nervios del examen.
Respiro hondo e intento relajarme, empiezo a verlo todo un poquito más claro. Sólo existen dos opciones de resolverlo, tenemos que elegir una puerta, no sabemos qué es lo que nos vamos a encontrar detrás, pero el caso es que, ya hemos escogido una, por algo será...
Quizá entren ahí la atención, intuición, atracción, el deseo, la intención, la incertidumbre, la decisión...
¿Cómo?, ¿ decisión?, claró! esa es la solución. DECISION.
En estos momentos tengo elegida la puerta y el pomo bien sujeto pero...falta algo, me parece que el examen aún no ha acabado...

2 comentarios:

el huerfano piano dijo...

no tienes un examen
tienes que escuharte, tu alma , tu interior y sobre todo tu intuicion y tener confianza en ti misma , `por la manera que escribes y me escribes en el blog , dudo mucho que tu corazón se equivoque

un beso enorme

loose dijo...

Muchas gracias guapa, pero sabes, es a eso precisamente a lo que tengo miedo, a saber que mi corazón no se equivoca...

Un beso CORAZON.