21 julio, 2008

NUBES Y CLAROS

Era un día gris y frío, de esos que invitan a aprovechar esos momentos de soledad para leer y reflexionar sobre la vida, sobre quiénes somos, hacia dónde vamos y si, realmente hemos escogido el camino deseado.
Fue entonces cuando, sentada bajo aquella ventana triste y llorosa, vi toda mi vida pasar, pero me resultó extraño, porque todo me parecía que formaba parte de una película. Una película de la que yo no estaba disfrutando y eso me hacía sentir mal. Ese fue el momento en el que comprendí todo lo que me estaba sucediendo, esa apatía hacia todo, no encontraba nada que me hiciese sentir bien, empecé a encontrarme peor, los síntomas de mi ansiedad eran cada vez más acusados, no era capaz de controlarlos(...) y ahí estaba el error, no había que intentar controlarlos sino escucharlos, qué querían decirme y así hice empecé a escucharlos pero me asusté tanto que me tapé los oídos y empecé a cantar como una niña pequeña para ver si así podía desprenderme de ese sonido tan molesto para mi. Fue lo peor que pude hacer, porque sin saberlo, guardé bajo llave un mar de emociones y sentimientos precioso, pero eso lo descubrí el día en el que él me hizo la pregunta que dio lugar a que mi terremoto interior se parase por un instante, silencio absoluto, lo miré a los ojos y un rayito de luz entró en mi alma. Mis emociones querían salir, se estaban asfixiando tan escondidas, y sin dejar en libertad mis emociones, cómo iba a ser capaz de saber qué era el amor...

3 comentarios:

Carlos dijo...

Hola! Como el nacimiento de un río quise una vez visitaba de nuevo tu blog llegar a su nacimiento y es una entrada muy bella y bien narrada.
Enhorabuena.
Saludos!

El último samurai bancario dijo...

Bonito comienzo para un blog. Un inicio cargado de reflexiones propias.

Muy bonito como lo describes.

Tenía curiosidad por ver tus inicios en el blog, así que seguiré echando un vistazo.

Ya ves, mañana madrugo pero hoy no puedo dormir.

Besos

azpeitia dijo...

Empezó como un pequeño arroyo y hoy ya es un caudaloso río de EMOCIONES...un abrazo de azpeitia