21 julio, 2008

LOS COLORES DE LA VIDA

Intentó pintar un cuadro, pero cuando deslizó el pincel sobre el lienzo, descubrió que no obtenía colores más que blanco y negro. Dónde estaban aquellos tonos tan bellos que en sus sueños plasmaba...
Sus ojos miraban perplejos, repletos de incredulidad. Sus manos acariciaron ligeramente los tubos de pintura esperando el arco iris de color que tanto añoraba.

Mientras, los días pasaban, y se sentaba delante de aquel maletín de oleos esperando que, como por arte de magia, toda la gama volviera a resurgir. Cerraba los ojos e imaginaba cómo resultaría el cuadro cuando estuviese acabado, pero cuando los abría, veía cómo todo había quedado en una triste ensoñación. Miraba de nuevo el lienzo que abandonó. Ahí estaba, en el mismo sitio que lo dejó, esperando pinceladas de color.

Una noche mientras dormía, soñó que una voz le susurraba al oído:

-"Escucha a tu corazón. No esperes a que todo pase sin más para encontrarle sentido a lo que podría haber sido. Que sea la honestidad contigo misma la que te haga libre, y haz de la paciencia tu mejor aliada, y todo lo que te propongas en tu vida llegará.

Llena de luz tus ojos y colma de amor tu mirada, porque sólo de esa forma, podrás despertar de tu pesadilla y pintar así los colores de la vida"...-.

2 comentarios:

el huerfano piano dijo...

eso! pinta la vida en colores
y para gusto los colores
dolores todo lo que siente, lo que se puede...
bonita reflexion

loose dijo...

Muchas gracias huérfano piano, gracias de corazón. Gracias también a vuestras reflexiones de las cuales aprendo a ver las cosas de otra manera y, sobre todo gracias a Antonio que hace que sus colores brillen tanto que no puede pasar inadvertido. Un saludo.