03 noviembre, 2008

ZAHORÍ


Cruzando un desierto de silencio oscuro y mirada helada, buscando veredas por las que atajar...
Soñando una luna que la ilumine hasta el final. Un final que nunca acabará si es la misma historia la que en su pensamiento habitará. Jugando a imaginar formas y colores con las sombras que roban su luz y sorteando dunas que el viento con esmerado capricho dibujará.
Escribiendo con las manos atadas sobre arenas movedizas que siembran chispas de esperanza allá por donde sus pies vuelven a pisar y que al mirar atrás, el aura borrará.
Así se encuentra. Atravesando un desierto de incertidumbres que no logra despejar. Esperando que el viento muera para poder recomenzar.
Intentando hacerse camino al andar. Pretendiendo escapar...
La oscuridad de la noche la acompaña, queriendo seguir una luna que la guíe hasta El manantial del Silencio en el que parará a descansar para retomar fuerzas para seguir luchando contra unos pensamientos que en sus manos tiene, rotos por la realidad y que envuelven sus ojos con un tupido velo de inseguridad.
Atraída por un punto, decide sentarse, en mitad de la nada, dibujando círculos en la arena dorada, inmersa en lo más profundo de su alma, quedándose así embelesada... percibiendo poco a poco unas vibraciones cercanas, permitiéndole que sus labios se refresquen, brindándole un poco de agua. Tomándole las manos y mojándoselas. Serena, alza la mirada y descubre ante ella un manantial de señales que le van indicando el comienzo de una nueva etapa...

“Has descubierto lo que en lo más profundo de tu Ser se ocultaba, sólo de tí depende seguir avanzando o quedarte aquí sentada”.

20 comentarios:

María dijo...

Debemos intentar caminar desde nuestro interior, desde lo más profundo de nuestro ser, con miedos, o sin ellos, con inseguridades o sin ellas, pero no debemos quedarnos quietas, porque no creceríamos, debemos dar un paso y otro y otro, para intentar conseguir nuestras metas, nuestros objetivos, con lágrimas, sin ellas, pero esforzarnos hasta dar de sí todo lo que podamos.

Intentar huir del camino, poniéndonos una venda en los ojos, o escurrirnos de los problemas no es el mejor camino a seguir, es tan sólo una venda para no ver los problemas pero no son soluciones.

Nuestra propia ayuda, es la que necesitamos, nunca de nadie más, porque no necesitamos bastones para apoyarnos a caminar, tan sólo lo hacen las personas inválidas que no pueden caminar, los demás debemos ser fuertes, para intentar nuestra propia ayuda, en nuestro caminar, nuestra fuerza, está en nosotros mismos.

Un beso muy grande, y gracias por este post tan bello, pero no tanto tanto como tú.

Shingen dijo...

Avanza, camina, libérate,
no dejes a la oscuridad ganar su batalla,
la luna te alumbra,
quieta e impacible, síguela...

En las dunas de tu camino,
hay senderos por recorrer,
caminos abiertos para andar,
con la esperanza como viajera.

Moja tus labios en la esencia de la vida,
hay un manantial de virtudes en tu interior,
ahí están, en lo profundo de tu alma,
esperando el comienzo de tu nuevo camino.

Ves la luz, la observas,
en la caída del valle,
en la presencia del mar,
pero solo tu lloras.

Es tu espacio y tu piel,
amor lleno y vacío,
porque este viento de arenas sólo habla de tormentas,
y sombras que se rompen en pedazos.

Eternidad que yerra sola por la sombra,
libertad y amor de manos ciegas,
quiero cubrirte nuevamente con tu cielo,
para desvelar tu piel inmóvil.

... y besos.

contrahecho dijo...

nPara mí sería imposible escribir como lo haces tú. Te admiro por ello, me parece que lleva un montón de trabajo cada cosa que haces.
Un beso

el piano huérfano dijo...

escirbes de maravilla niña
hay que intentar llenar el vacio, llenarlo con mucha energia

Gracia por tu mail

Ultimamente es dificil tener un hueco aqui, me alegro

amor dijo...

pues atrévete, sigue

Cornelivs dijo...

Sencillamente precioso Loose.

Si; muchas veces la luz está dentro de nosotros, lo importante es tener un poquito de tiempo para descubrirla y...dejarse llevar tambien por el corazón.

Una vez oí a un hombre sabio decir: "no hay hombres perfectos, sino intenciones perfectas". Avancemos, luchemos (aunque sea inevitable el sufrimiento), pero tengamos fe en nuestra meta, en nosotros mismos, en nuestra capacidad para conseguir nuestros objetivos.

Que lindo post. Revela el alma tan bella que se esconde dentro de la persona que lo ha escrito.

UN BESO!

Eria.. dijo...

El texto me encanta pero el título es fantástico. Besitos varios.

Alatriste dijo...

A mí lo que me alegra son tus palabras. Vine a darte las gracias por todo lo que haces por mí, por tus buenos consejos, por estar ahí siempre y por no dejar que me rinda. Es un placer tenerte al otro lado. Besos y cuídate.

Cristina dijo...

La RAE define "zahorí" como una persona a quien se atribuye la facultad de ver lo que está oculto, incluso debajo de la tierra. Antiguamente, un zahorí nos indicaba dónde se podía cavar un pozo.

Loose, creo que cada día vas desempeñando mejor el rol de zahorí de tu alma.

Sigue buscando lo oculto dentro de tí y a cavar pozos sin parar, a limpiarlos y a extraer sus mejores tesoros.

Un besito.

la inkilina dijo...

En el desierto con las manos atadas..
persiguiendo una luna helada..me gusta tu estilo..siempre lo digo hagas lo que hagas..pero con estilo.

Y me parece que no eres de las que se quedan sentadas..

angela dijo...

Esas señales que de nuevo ve son la esperanza de empezar otra nueva meta, le deseo que empieze su ruta y no desfallezca en el camino.¡Precioso post!. Que tengas un buen fin de semana para sentirte bien.Un abrazo.Angela

marea@ dijo...

Bien, me he sentado a tu lado observando lo escrito en la arena... es bueno pararse, mirar, escuchar el silencio y retomar el camino u optar por otros nuevos. Allá donde vayas, seguro q te acompañaremos. Un beso. Marea@

Luis dijo...

Niña cuando llegues a ese manantial del silencio, llegarás, no tendrás que retomar fuerzas para seguir luchando, porque ya no las necesitarás, ya no tendrás más inseguridad, ya no habrá más lucha, no pienses eso mi reina.
Podrás descansar junto al tintineo del agua, tranquila, sosegada, feliz. Palabra de zahorí.
Besitos.

el piano huérfano dijo...

jajjaja que bueno el comentario que has dejado en crisitina todavia me rio

María dijo...

Hola Loose:

Hoy me apetecía venir a tu blog a leer tus palabras, pero veo que no has pasado de página, de todas formas, estaré pendiente, y mientras tanto te deseo un feliz fin de semana y te dejo muchos besos aquí en tu blog para que te lleguen muy cerquita de tí.

MentesSueltas dijo...

Brisa, leí, me emocionó y me retiro en silencio mucho mejor...

Te abrazo
MentesSueltas

Esther dijo...

Muchas veces dentro de uno mismo hay más respuestas de las que pensamos,hay qeu buscar bien..

besitos guapa

María dijo...

Hola Loose, vengo a dejarte mis besitos esperando leer un nuevo post en tu blog.

Alatriste dijo...

Pues yo me pierdo contigo, también en libros o entre tus palabras, siempre sensibles, siempre cariñosas.
Feliz domingo y espero poder leerte pronto. Un beso enorme.

Estrella Altair dijo...

Hola ... es bella la reflexión ....en realidad el ser humano es como ese zahorí que busca desesperadamente el agua, no con la famosa horquilla, sino con el corazón y la razón, combinandolas en la justa medida, para poder ser felices, confiando y haciendo frente a las incertidumbres que generalmente nos suelen rondar.

Un abrazo