09 noviembre, 2008

VIDA


Nos empeñamos en buscar la Felicidad cada día,
y no nos damos cuenta,
de que es ella quien tiene que encontrarnos,
cuando menos te lo esperas, en mitad de una vida...

Y cuando llega descubres que ahí no acaba todo,
que el final de un camino,
sólo es el principio de otro,
y lo único importante es la persona
que escoges para que camine a tu lado.
Aunque sea para esconderte en un desierto...
Eso es lo que menos importa.

Lo más significativo es que estás tocando
con la yema de los dedos eso con lo que has estado soñando
toda tu vida.
Entonces es cuando sólo interesa,
el hoy, el presente y lo que queda por venir.



"Estas líneas me las ha enviado una persona muy importante para mí. Alguien con una fortaleza infinita. Alguien a quien le cambió la vida para siempre con tan solo oír una noticia al otro lado del teléfono. Alguien que ha sabido afrontar una cruel realidad. Una persona que, tras un año de lágrimas, dolor y lucha hoy vuelve a sonreír"

Estamos contigo Virginia.

15 comentarios:

el piano huérfano dijo...

sabes lo que dice, Bucay y tambien una persona que los dos conocemos que la felicidad esta esconodida tan bien, que la hemos guardado tan bien, que nos hemos olvidado que esta dentro de nosotros.

Te quiero por lo fiel que eres
por la sensibilidad ajena que trasmmites

Cristina dijo...

Creo que Virginia y yo guardamos mucho en común y, si es así, se que le queda aún mucho camino de lágrimas por recorrer, pero ya ha pasado el trayecto más duro, y en ese nuevo camino también encotrará muchas sonrisas, mucho crecimiento, mucha vida, mucha Virginia.

Toda mi fuerza y mi cariño para ella, también para ti, Loose.

Shingen dijo...

La vida es solo un momento, el presente, el aquí y ahora... Lo guardamos, a veces, tan bien en nuestro interior, que parece que no hemos vivido y disfrutado de ella. Hay que vivir cada segundo de vida con un gran soplo de brisa fresca y vivir el momento.

La foto de tu post es un fiel reflejo de eso, la vida es una pasarela hacia un lugar incierto, que no se ve, que a veces se siente, otras se percibe muy lejano y oscuro. Pero está ahí, en el camino de todos nosotros está ahí, ese final de la pasarela, de la vida... A veces habrá barandilla para sujetarse y no caer, en otras ocasiones no habrá barandilla para sujertarse y podremos caer, a ese mar de incertidumbres, de soledad, de miedos, de desolación. Pero hay que subir a la pasarela y seguir caminando... siempre.

Un beso

María dijo...

Muy bonitas estas palabras de Virginia.

Yo defino a la vida como un laberinto, en el cual, hay veces que no sabemos por donde está la salida, ni si sabemos que el camino elegido es el correcto o incorrecto, y únicamente, hasta que no estés dentro de él, descubriendo sus errores y fracasos, no te das cuenta de si has acertado en ese camino o no, pero que, a veces, no encuentras salida porque no la hay, por eso la mejor manera para disfrutar de la vida, es vivir la realidad que es el presente, y no mirar hacia atrás ni tampoco en lo que vendrá, porque sino no estaremos viviendo sino, en el primer caso al mirar para atrás, recordando, y el segundo de los casos, al mirar para adelante, es ver lo que no existe aún porque no ha sucedido, para lo cual, lo mejor es disfrutar del presente, de las cosas tanto buenas que nos da la vida, como malas, y en este caso, intentar superar todas las barreras con las que nos encontremos de la mejor manera posible.

Un besazo y feliz tarde.

el piano huérfano dijo...

te dejo algo en el blog de avatar

Esther dijo...

Un texto muy bonito el que te han mandado y con mucha verdad dentro de él.La felicidad como bien dice viene a ti si te obsesionas buscándola no disfrutas de pequeños detalles que uno tras otro a lo mejor te hacen llegar a ella..

besitos guapa

Eria.. dijo...

Cada vez me convenzo más de que la felicidad son pequeños momentos.
Besitos varios.

Pedro dijo...

Todavía hay quien piensa que las palabras no tienen tanto poder de cambio. Sí que lo tienen, tu amigo lo sabe, y nosotros también.
Gracias por estar ahí.
Un beso.

Cornelivs dijo...

Cierto. Buscamos la felicidad, y muchas veces no nos damos cuenta de que la tenemos al lado...

Un abrazo!

María dijo...

Hola Loose:

Vengo a desearte una feliz tarde y a dejarte muchos besos.

contrahecho dijo...

Qué diferentes maneras de ver las cosas niña. A veces me siento un bicho raro.
Un beso, mujer hermosa.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Me alegro de que hayamos recuperado parte de la belleza del mundo con su sonrisa.
Un saludo y decir que mi libro ya está disponible en casadellibro.com, por si acaso alguien...

marea@ dijo...

La felicidad, el destino, creo firmemente en que, de alguna manera, podemos llegar a moldearlo.

Un beso. Marea@

el piano huérfano dijo...

la vida esta llena de instantes
vivelas
no cuestiones
un beso
ya estoy en tu tierra que ahora tambien es la mia.

El club de los Parados dijo...

Me gusta los sentimientos que se transmiten en cada una de tus entras, como sabes escoger los textos...
Hoy quise perderme aqui...
no fue un finde muy bueno...
pese a ello seremos fuertes y seguiremos sonriendo
Una sonrisa para tu cara de angel
Nos leemos