08 marzo, 2009

PENSARES


Si nos encontramos alguna vez en un callejón sin salida...¿por qué no probar a salir por el mismo sitio por el que entramos?

16 comentarios:

Shingen dijo...

También es un camino, también es caminar si damos la vuelta... a veces, muchas veces, es necesario.

Besos

Noelplebeyo dijo...

Más bien es el único camino posible...a no ser que se encuentre alguna puerta de sorpresa abierta...

Besos

Esther dijo...

una verdad enorme el desandar el camino para buscar otro camino.. besitos

María dijo...

No se puede, porque a veces, nos encontramos en medio de un laberinto, y entonces ¿dónde está la salida? es como si no la viéramos, como si nuestra vista se nublara, como si nuestro horizonte estuviera perdido, sin aliciente, como si las piedrecitas del camino se hubieran esfumado como en el cuento, y no supiéramos por dónde salir, y aunque uno mismo debe intentar encontrar ese camino perdido, a veces, se necesita la mano de alguien para encontrar ese camino perdido.

Un beso, bella.

María dijo...

Loose, me alegra mucho tu vuelta, un abrazo.

Ana dijo...

Esa sería la mejor manera de hacerlo...
Muchos besos.

the frail dijo...

...porque muchas veces no podemos deshacer lo ya hecho... ni cambiar lo ya ocurrido... porque no se encuentra en nuestras manos... aunque... en ocasiones... cerramos los ojos para no ver más allá... y ahí es donde se encuentra ese callejón... que simplemente desaparecerá... cuando seamos capaces de volver a abrirlos...

...de todas formas... la salida... solo es la antesala hacia una entrada...

VIVIR dijo...

Que profundidad tienen tus palabras...!!!

Que profunda eres tu y que buena persona debes ser...

Me das buenas vibraciones tu forma de ver la vida....

Un beso gran mujer...

Myr dijo...

Profundo pensamiento!
Si entramos a un callejon sin salida, es porque equivocamos el camino.

Por tanto, es bueno, saludable y humilde, reconocer el error y enmendar la marcha.

Recordemos siempre, segun lo creo yo, que: el camino es el AMOR y AMOR es du destino.

Felicidades a ti tambien, en este dia, que debiera en realidad, ser de todos y todas, siempre en igualdad de condiciones y en complementaridad,no en competencia.

Gracias a ti, tambien por ser y estar. Me alegra haberte conocido y brindo, por una larga y fructifera amistad. Muchos besos.

Cornelivs dijo...

Llego tarde, pero llego!

Muy buena tu pregunta. La vuelta, como dice Shingen, tambien es un camino. Y recuerda que "no huye el que se retira". Son cosas distintas.

Un abrazo...! Y feliz inicio de semana.

Silvia dijo...

Porque a veces, pensamos que retirarnos así es una derrota... y nos empeñamos en hacer un nuevo camino a "pico y pala", hasta que alguien nos da la luz y nos muestra de nuevo la entrada-salida.
besicos.

Lady Pirata dijo...

Lo entiendo como deshacer lo hecho, Loose.
Pues en algunos casos creo que es factible, y es más, pienso que es lo correcto, es volver a la entrada, porque el principio es el comienzo del fin, y así sucesivamente.
Que lio me he hecho ¿no?
Bueno, que en mi fín, está mi comienzo...

No tienes que justificarte por no comentar, o tardar, en hacerlo, Loose, para mi comentar y que me comenten no es una obligación, me encanta hacerlo, y en algunos casos es un placer y es de agradecer recibirlos.

Neblina, ahora Lady Pirata, jejeje ;)

¡Muá!

:)

Alatriste dijo...

A veces nos complicamos demasiado. Tienes mucha razón. Las cosas suelen ser más fáciles. Es un gran consejo. A ver si me lo grabo bien en mi mente. ¿Me lo prestas? Confío en que vaya todo bien al otro lado y me alegró mucho que te gustara mi historia. Le quedan dos partes más. Je, je, je. A ver si te gustan. Un besito.

loose dijo...

Hay situaciones enla vida que las hacemos más complicadas de lo que realmente son. Vamos rizando el rizo, en vez de pararnos, reflexionar, analizar aquello que nos enreda y mirar atrás, ver que es el mismo camino que recorrimos pero en sentido contrario. Tal como dice Shingen, es necesario dar la vuelta, eso también es seguir nuestro camino. Así, cambiamos la ruta, seguimos el rumbo, pero advirtiendo nuevos paisajes.
O tal vez, como Noel, nos encontremos una puerta en ese callejón que creíamos no tener escapatoria y resulta que cuando hemos llegado hasta allí es por algo, porque hay algo detrás de esa puerta que nos espera, que nos asoma a una nueva experiencia, un nuevo paisaje....

María, en cambio, lo describe como un laberinto. Es la manera más complicada de encontrar la salida. No es un callejón, es una espiral...Pero la espiral, he aprendido, que la vamos enroscando nosotros, nos vamos sumergiendo cada vez más en ella y de nosotros depende el volver a reunir el suficiente valor, la fuerza y el coraje para salir de allí. Todo tiene una entrada, todo tiene una causa primera por la cual nos encontramos en ese lugar.

The Frail, profunda reflexión, cuando seamos capaces de abrir los ojos y mantenerlos bien abiertos, seremos conscientes de nuestra realidad.

Vivir, eres arte, niño. Gracias por tus palabras.

Silvia, Lady pirata, jejj. Todo sea por encontrarla, la entrada-salida, con luz, la nuestra, la de una mano amiga, el principio del fin, un camino que parece que acaba, pero en realidad es el comienzo de otro, como dice Esther.

Myr, mil gracias por tu sabio consejo. Reconocer nuestros errores sería un gran paso para encontrar la señal de salida. No nos compliquemos, como dice mi buen amigo Alatriste y pongamos un poquito de nuestra parte para que, aunque nos encontremos en laberintos, espirales ocallejones aparentemente sin salida, sigamos sintiendo la vida.

Un besito.

Libertad dijo...

A veces es necesario encontrar callejones sin salida y descubrir si es mejor desandar, o permanecer.

Bonita relexión amiga. Aunque no puedo venir tan asiduamente como quisiera te tengo presente
Besos.

Acuarius dijo...

Este último comentario que has expuesto loose, sobre que sea bueno pararnos a reflexionar, analizar, etc...tiene su cosa, porque si me encuentro co un callejon similar al que nombras y no veo salida, la mejor opción es sentarme en el suelo, cerrar los ojos, observar mi respiración, los latidos de mi corazón, y meditar...
al levantarme de nuevo, estoy seguro de que si no hay salida, la pinto :)